Buscar este blog

jueves, 22 de septiembre de 2016

Hallan en Túnez sitio arqueológico de 90 mil años de antigüedad

Un equipo internacional de arqueólogos descubrió un sitio prehistórico en Nefta, al suroeste de Túnez, que dataría de más de 90 mil años de antigüedad, publica hoy una revista especializada. Se trata del primer descubrimiento de estas características en el extremo sur de Túnez, afirmó Nabil Kesmi, uno de los miembros del equipo de arqueólogos de la Universidad de Susa, una de las líderes de la investigación. En estas excavaciones fueron hallados fósiles animales y herramientas hechas con piedra por el hombre que 'fijarían el comienzo del Paleolítico medio en esta zona, explicó el otro equipo investigativo de la Universidad de Oxford. Por medio de datos de termoluminiscencia se comprobó que esas herramientas serían de hace 92 mil años, asegura el investigador tunecino. Este descubrimiento podría ayudar a explicar el recorrido migratorio desde el este de África al norte del Homo Sapiens, que sucedió aproximadamente hace 65 mil años aseguró. Para Kesmi éste es un lugar prometedor para la arqueología ya que las herramientas con piedra encontradas evidenciaría una actividad humana jamás encontrada en Túnez y, por lo tanto, los restos más antiguos en el país más pequeño del Magreb. Asimismo, estas herramientas son similares a las que usaban los primeros seres humanos en otras áreas para cazar, aseguró.

El esqueleto de un bebé, otro insólito hallazgo arqueológico en A Lanzada

Un día después del descubrimiento de “Cornelia”, el esqueleto de una mujer joven que data del siglo I, el equipo de Arqueoloxía de la Diputación de Pontevedra ha hallado el esqueleto de un bebé en el yacimiento de A Lanzada. Se trata de los primeros restos de un neonato que aparecen en esta zona de estudio. El hallazgo, que se presupone también del siglo I, resulta una novedad desde el punto de vista antropológico ya que se piensa que en aquella época no era habitual enterrar los menores de un año. Así, solo un día después de la visita de la presidenta del ente provincial, Carmela Silva, y del alcalde de Sanxenxo, Gonzalo Pita, al yacimiento para asistir al levantamiento del esqueleto de “Cornelia”, surge un nuevo e importante hallazgo en el yacimiento. En este caso, el equipo de arqueólogos de la institución provincial y la doctora y antropóloga Física Olalla López Costas de la Universidad de Santiago de Compostela encontraron esta misma mañana el cuerpo de un bebé a aproximadamente 5-6 metros del de “Cornelia”. Según ha indicado Olalla López, que ya había participado en el estudio de los esqueletos que surgieron en las excavaciones de A Lanzada en las décadas de los 60 y 70 del siglo pasado, se trata de la primera vez que aparecen huesos de un bebé en la Lanzada, en este caso, de un neonato muy deteriorado. La doctora López aseguró que este hallazgo casual del esqueleto del bebé no tiene porqué implicar relación con el de la mujer nueva encontrada ayer, pero sí es una novedad desde el punto de vista antropológico ya que se piensa que en aquella época no se enterraban los menores de un año. Por su parte, el arqueólogo de la Diputación de Pontevedra, Rafael Rodríguez, considera que se trata de un esqueleto de igual época que Cornelia, es decir, y a falta de estudios que lo confirmen, del siglo I después de Cristo. En estos momentos el equipo de arqueología de la Diputación de Pontevedra y la Doctora en Antropología Física de la Universidad de Santiago de Compostela se encuentran extrayendo los huesos del pequeño y no descartan que aparezcan nuevos esqueletos similares.

Arqueólogos rusos encuentran artefactos de un antiguo poblado fortificado en Crimea

Arqueólogos hallaron en Crimea fragmentos de cerámica, objetos de uso cotidiano y adornos de mujer que yacían entre las ruinas de un poblado fortificado del siglo I a. C., informó el Instituto de Relaciones Internacionales e Historia Mundial de la Universidad Lobachevski, en Nizhni Nóvgorod.

La nota precisa que las excavaciones se realizaron en la terraza superior del antiguo poblado de Polianka, que representa un monumento arqueológico del siglo I a. C. típico de Crimea. "Las excavaciones permiten conocer aspectos de la vida cotidiana de los habitantes de una zona rural del Reino del Bósforo en el siglo I a. C., ningún otro monumento arqueológico nos brinda tanta información", comentó Natalia Kúzina, jefa del grupo de arqueólogos Meótida de Nizhni Nóvgorod.

Las investigaciones, que comenzaron en 2014, revelaron que los habitantes abandonaron ese poblado que posteriormente quedó destruido. "La destrucción se debió, lo más probable, a un cataclismo natural", dijo Kúzina al agregar que se barajan dos hipótesis. Según la primera hipótesis, un sismo desplazó grandes capas de terreno haciendo inaccesibles las fuentes de agua dulce; según la segunda hipótesis, cambió la situación político-militar en la zona fronteriza del Reino del Bósforo y la gente se vio obligada a cambiar el lugar de asentamiento. Durante la expedición de verano, los arqueólogos de Nizhni Nóvgorod también participaron en la búsqueda de objetos sagrados del período de la Antigüedad en la costa del mar de Azov, en Crimea del Este.

Recuperan una vajilla de plata en Las Mercedes

­Cubiertos, platos y bandejas de una vajilla de plata con sellos de la Corona y marcas son algunas de las 34 piezas que los técnicos y arqueólogos de la segunda expedición al pecio de Nuestra Señora de Las Mercedes han extraído a más de un kilómetro de profundidad en aguas del Atlántico,» lo que supone un récord porque ningún otro país lo ha hecho hasta ahora», aseguró ayer Iván Negueruela, director del Museo Nacional de Arqueología Subacuática (Arqua) y responsable de esta expedición, que ha contado con el apoyo de la Armada y el Instituto Español de Oceanografía (IEO). Negueruela presentó los resultados de esta campaña, que se desarrolló del 10 al 18 de septiembre, junto al director general de Bellas Artes del Ministerio, Miguel Ángel Recio; el director del Centro Oceanográfico de Murcia perteneciente al Instituto Oceanográfico de Murcia, Fernando de la Gándara; y el Almirante de Acción Marítima (Almart), Manuel de la Puente Mora-Figueroa. Esta expedición ha permitido hacer un seguimiento al estado en que se encuentra el pecio, desde que en 2012 España ganase la batalla judicial contra la empresa ´cazatesoros´ Odissey, que en 2007 expolió el cargamento de la fragata que incluía más de 600.000 monedas, la mayoría de plata. Buena parte del botín de la fragata hundida por la flota británica en 1804, se expone en el Arqua. Negueruela subrayó «el éxito de las prospecciones, ya que han permitido extraer 34 piezas de vajilla y otros restos menores catalogados como parte del cargamento de la fragata en la documentación de la época guardada en el Archivo de Indias». Esos documentos recogían que el buque transportaba un baúl particular con «plata chafalonia», es decir, deteriorada, marcada con un sello en forma de doble equis y con el sello del quinto real. «Probablemente viajaba a la Península para ser refundida por un platero cordobés», indicó. Esas marcas han aparecido en la vajilla extraída, entre la que se incluyen pilas de platos, bandejas y cubiertos de plata, dos candelabros, también de plata, diversos restos menores y un almirez de oro que se corresponde con la maja de oro hallada en la expedición de 2015 y que ya está restaurada. Asimismo, se han extraído nueve monedas de plata bajo el citado baúl y que son de gran importancia porque se encuentran en su estado original, ya que el cargamento extraído por Odissey fue tratado en diferentes grados, en muchos casos, dañando las piezas. En el entorno del pecio se ha localizado también un cañón de bronce que se suma al hallado en la anterior campaña y que también aparece en el Archivo de Indias como parte del cargamento de La Mercedes. La mala climatología impidió que la expedición, que contó con el apoyo del buque Ángeles Alvariño de IOE, desde el que se hicieron las catas, pudiera llevar a cabo el ´mapeo´ del fondo marino donde se halla el pecio con un ROV (Vehículo submarino por control remoto). «Hay un mapa del año pasado que nos deja en blanco el lado sur y este del pecio, ese podría ser objeto de una tercera campaña, aunque será decisión del Ministerio», dijo. Operación guiada por los técnicos desde el ´Ángeles Alvariño´ Con movimientos apenas imperceptibles a los ojos humanos, los brazos del robot acuático del Instituto Oceanográfico de Murcia han ido extrayendo las distintas piezas halladas en la última expedición del pecio a Nuestra Señora de Las Mercedes. Desde el centro de control, los arqueólogos del proyecto iban dando las indicaciones a los técnicos que se encargaban de dirigir los movimientos. En una de las estancias del barco, los arqueólogos podían seguir al detalle todos los movimientos del robot submarino supervisado por control remoto a tiempo real y con una precisión milimétrica.

martes, 13 de septiembre de 2016

Restauran en China una corona de 1.400 años de antigüedad

Un equipo de arqueólogos chinos ha restaurado una corona real de hace 1.400 años que perteneció a la esposa de Yang Guang, también llamado Emperador Yang de Sui, el segundo y último monarca de la breve dinastía Sui (581-618). La corona se encontró en 2012 en la tumba de la reina, conocida como emperatriz Xiao, situada en Yangzhou, en la provincia oriental de Jiangsu. Se trata de la corona de reina más antigua hallada en China. Los arqueólogos la descubrieron en una caja de madera podrida próxima al ataúd de la reina y la enviaron a un laboratorio de restauración de reliquias dependiente de Instituto de Protección de Reliquias Culturales de la provincia noroccidental de Shaanxi. Yang Junchang, profesor de la Universidad Industrial del Noroeste y director del proyecto de restauración, explicó que su equipo apartó cuidadosamente los filamentos de cobre de la corona, centímetro a centímetro, para recuperar 13 motivos decorativos en forma de flor. Las flores están hechas de alambres bañados en cobre, son muy delicadas y muestran nítidamente tallos, pétalos y estambres. La decoración es de color dorado y titila con el movimiento. La corona está hecha de diversos materiales, entre ellos alambre de bronce, oro, perlas, algodón y seda. Shu Jiaping, director del Instituto de Arqueología de Yangzhou, indicó que el estudio en el laboratorio ayudó a redescubrir los materiales y las antiguas técnicas empleadas para facturar la corona real.

Fuente: spanish.xihuanet.com

Hallan estatua turca de la diosa Cibeles de unos 2,100 años

Cibeles, una diosa madre de Anatolia, es el símbolo de la prosperidad con su vientre de embarazada y entronizada Foto: historiayarqueologia.com) Arqueólogos turcos hallan en la región de Anatolia, en el noroeste de la provincia de Ordu, una estatua de mármol de la diosa Cibeles de unos 2.100 años de antigüedad. Pesa alrededor de 200 Kg. y mide 1,10 m. de altura, informa el periódico turco ‘Hürriyet Daily News’. . Cibeles, diosa de la Madre Tierra, fue descubierta durante unas excavaciones en el mar Negro, en la localidad turca de Ordu, por un equipo de 25 arqueólogos en la fortaleza de Kurul Kalesi, en la costa del Mar Negro y que fue destruida por una invasión romana, dirigidas por el jefe del Departamento de Arqueología en la Universidad de Gazi, Prof. Dr. Solimán Yücel Şenyurt La efigie de Cibeles es el artefacto más importante de todos descubiertos este año en Turquía y además es la primera escultura de mármol de ‘origen turco’ descubierta en el país. El alcalde de la ciudad de Ordu, Enver Yılmaz, subrayó que este año las autoridades del país asignaron casi 170.000 dólares para las excavaciones y el año pasado proporcionaron el doble de fondos.

Los especialistas han declarado que la estatua de la diosa se remonta al período de Mitrídates VI (rey del Ponto), entre los años 120 y 63 a.C. y que fue trasladada de la provincia occidental de Afyon a la fortaleza. La obra permanecerá en su lugar actual por un breve período de tiempo y luego será trasladada al museo de Ordu. (Fuente: rt.com e historiayarqueologia.com) Más sobre Cibeles Originalmente una diosa frigia, Cibeles (en griego antiguo Κυβέλη Kybélê, nombre al que a veces se da la etimología de «la del pelo» si se considera griego en lugar de frigio) era la diosa de la Madre Tierra que fue adorada en Anatolia desde el neolítico. Como la Gea o su equivalente minoica Rea, Cibeles era la personificación de la fértil tierra, una diosa de las cavernas y las montañas, murallas y fortalezas, de la Naturaleza y los animales (especialmente leones y abejas). En la mitología griega, dado que su figura ya estaba representada por otras divinidades (Gea, Rea o Deméter podrían ser las equivalentes helénicas a la Cibeles original), su figura tuvo que ser adaptada para integrarse en los mitos ya existentes. Por esa razón, Cibeles como tal aparece en muy pocos mitos griegos, siendo el de Atalanta e Hipómenes el más conocido. De acuerdo con la mitología griega, fue Cibeles quien inició a Dioniso en su culto misterioso.

Su equivalente romana era Magna Mater, la Gran Madre o Idæa mater («Madre del Ida»). Su título «Señora de los Animales», que también ostentaba la Diosa Madre minoica, revela sus arcaicas raíces paleolíticas. Es una deidad de vida, muerte y resurrección. Su consorte, cuyo culto fue introducido más tarde, era Atis. Se trata de una de las principales diosas de las antiguas culturas del Oriente Próximo. En la mitología griega también es conocida como Δαμία (Damia). Se la representa con vestimentas frigias y una corona con forma de muralla. Porta las llaves que dan acceso a todas las riquezas de la tierra. Monta un carro que simboliza la superioridad de la madre Naturaleza, a la que incluso se subordinan los poderosos leones que tiran del mismo. En otras representaciones se sienta en un trono custodiado por las mismas bestias. La leyenda, relatada por Ovidio en Las Metamorfosis (X, vss. 570-704), las relaciona con una singular pareja mitológica, Hipómenes (Melanión, en otras versiones) y Atalanta, que compitieron en una carrera de velocidad. La astucia de Hipómenes –inspirado por la diosa del amor, ya que el premio era la mano de Atalanta– hizo caer al suelo unas manzanas de oro que atrajeron la atención de Atalanta y la distrajeron de la carrera, que perdió. El mito concluye con la unión impía de los amantes dentro de un recinto sagrado dedicado a la diosa Cibeles, la cual se enfurece y como castigo los metamorfosea en leones, condenados a tirar de su carro eternamente. Se asocia a Cibeles principalmente con la fertilidad. También encarna la naturaleza salvaje, simbolizada por los leones que la acompañan. Se le atribuyó la curación de enfermedades y la protección de su pueblo durante la guerra.

Fuente: bohemia.cu

lunes, 12 de septiembre de 2016

Un plato en A Lanzada podría fechar la llegada de los cristianos a O Salnés

Unos simples y toscos trazados en un pedazo de vajilla de alta gama de la época romana de hace casi dos mil años atrás no dicen nada a la mayoría. Como mucho, certifican que los romanos sabían escribir, pero eso no es ningún secreto. Y sin embargo, este trozo de cerámica hallado en la excavación arqueológica que está en marcha en A Lanzada intriga al equipo de especialistas que se esfuerzan por sacarle sus secretos a la tierra. Podría ser una prueba que remontaría la cristianización de la comarca a los primerísimos siglos de nuestra era. O también podría ser nada más que el nombre del propietario, o del fabricante. Todo es un mar de dudas, en un misterio que haría las delicias del mismísimo Sherlock Holmes.

Rafael Rodríguez, arqueólogo de la Diputación y director de la excavación, es cauto a la hora de valorar el significado de la pieza. En estos momentos, su interpretación es tan abierta que podría ser casi cualquier cosa. Sin embargo, entre los curiosos que se han acercado estos días a la excavación, aprovechando las visitas guiadas de las mañanas, surgió el rumor. Entre los miles de trocitos de cerámica que están apareciendo en A Lanzada hay uno con una inscripción parcial y esta podría estar relacionada con los primeros cristianos gallegos. Rodríguez ni afirma ni desmiente. La labor de un arqueólogo dista mucho de la imagen de Indiana Jones, que con una mirada era capaz de interpretar símbolos y lenguajes milenarios y que, además, siempre acertaba.

La visión de Hollywood de la Arqueología no se parece en nada a la realidad, muchos más meticulosa, pero Rodríguez admite que está intrigado.La pieza en cuestión es un trozo cerámico de alta calidad donde se pueden ver dos grafemas. La cuestión depende de cómo se interpreten y si el idioma utilizado es el latín, la antigua lengua de los romanos, o el griego. Hay quien piensa que se podría tratar de un crismón, un antiguo símbolo cristiano que se identifica con el nombre de Cristo. Otros creen que no tiene nada que ver con una vinculación religiosa, en cuyo caso se mantiene el misterio sobre qué significa. Sea como sea, es uno de los hallazgos más extraños de la campaña de este verano. El arqueólogo provincial señaló que al menos una experta en epigrafía, la ciencia que se especializa en inscripciones antiguas, ya la ha examinado. El veredicto no es concluyente. Si al menos apareciese el resto del plato serviría para salir de dudas. Quizás esté entre los miles de pedacitos cerámicos que se han recogido de este yacimiento. Hay trabajo aún para mucho tiempo. Para avanzar, en la medida de lo posible, se enviará a limpiar a los laboratorios de Lalín. A lo mejor, liberada de la basura y tierra que la atenazó durante siglos, se pueda ver con mayor claridad qué es. O quizás el enigmático plato se sume a las leyendas que ya rodean A Lanzada, uno de los lugares más mágicos de toda Galicia.

Fuente: lavozdegalicia.es