Buscar este blog

Cargando...

viernes, 25 de noviembre de 2016

Hallan una ciudad y un cementerio egipcios de hace más de 5.000 años

Un grupo de expertos egipcios ha descubierto un cementerio y una ciudad de 5.316 años de antigüedad, pertenecientes al inicio de la dinastía I faraónica (3300-2850 a.C.) en la provincia meridional de Sohag, informó hoy el Ministerio de Antigüedades.

Los vestigios fueron hallados a unos 400 metros al sur del templo del faraón Seti I, en la sureña ciudad de Abidos, explicó el director del departamento de Egiptología en el ministerio, Mahmud Afifi, en un comunicado. Además del cementerio, el grupo de expertos también halló un conjunto de chozas y utensilios de uso diario como vasijas de cerámica e instrumentos de piedra, lo que indica la existencia de una ciudad de los trabajadores encargados de la construcción de las tumbas faraónicas, se agrega en la nota. Afifi destacó la importancia del hallazgo, ya que es posible que los descubrimientos "revelen nuevas informaciones de la historia de la ciudad de Abidos".

Hasta ahora se han descubierto "quince tumbas enormes de adobe, con diferentes estilos y diseños arquitectónicos", indicó, por su parte, el jefe del departamento de Antigüedades del Alto Egipto (sur), Hani Abu al Azam, en la misma nota. El tamaño de los sepulcros supera en algunas ocasiones al de las tumbas halladas de la zona de Abidos, "lo que denota la importancia, influencia y prestigio social de sus propietarios", agregó Al Azam. Por su lado, el jefe del misión arqueológica, Yáser Mahmud Huseín, indicó que "las tumbas (con forma de mastabas) son únicas en su estilo arquitectónico, ya que contienen más de un nivel llegando alguna a tener hasta cuatro". Esto las distingue de otras, pues "es conocido que la primera aparición de los sepulcros construidos en forma de mastabas fueron en las tumbas y construcciones de la realeza de la dinastía I en Sakara, (cerca de El Cairo) y luego en la época de la dinastía III (2676-2556 a.C)". Esta es la primera vez que se descubren tumbas con forma de mastabas de la dinastía I en Abidos.

Los arqueólogos estudian un posible anfiteatro romano en Torreparedones

Los ayuntamientos de Baena y Castro del Río, donde se ha producido el hallazgo, realizarán actividades conjuntas de promoción de confirmarse el descubrimiento realizado por la UCO.

El Parque Arqueológico de Torreparedones no deja de sorprender ni de ofrecer hallazgos de gran relevancia. En esta ocasión, este yacimiento ofrece posibilidades reales de que el anfiteatro de la ciudad romana Itvci Virtus Iulia pueda encontrarse oculto en estos terrenos. Concretamente, este ingente edificio estaría localizado fuera de la propiedad del Ayuntamiento baenense, en una finca privada plantada de almendros en la localidad de Castro del Río y fuera de la muralla original del yacimiento, motivo por el cual el alcalde de Baena se ha puesto en contacto con el Consistorio castreño para llevar a cabo una colaboración entre ambas administraciones.

Se hallaría bajo una hondonada en la que no se aprecia nada sobre el terreno, por lo que no estaría hecho con sillería ni con cemento romano, sino con mampostería. El regidor baenense, Jesús Rojano (PSOE), anunció ayer este posible hallazgo y explicó que se ha llegado a esta conclusión a partir de un dossier del profesor de la Universidad de Córdoba (UCO) Antonio Monterroso. En su opinión, "este posible descubrimiento viene a constatar que el yacimiento de Torreparedones ni es, ni nunca ha sido, ni de Baena ni de Castro del Río, sino que supone un motor de desarrollo para toda la comarca". Igualmente, Rojano mostró su predisposición para la puesta en valor conjunta de este espacio, algo que es "muy positivo" porque va a permitir "establecer líneas de colaboración entre las dos administraciones y que va a permitir crear mayores recursos y una mejor gestión en la promoción y difusión del yacimiento". Por su parte, el alcalde de Castro del Río, José Luis Caravaca (IU), coincidió en la necesidad de establecer líneas de colaboración entre ambos ayuntamientos, lo que va a permitir a ambos municipios "profundizar en perspectivas nuevas de desarrollo y de puesta en valor de patrimonio y de la mejora de condiciones como es el parque arqueológico de Torreparedones". Asimismo, Caravaca destacó el "importantísimo papel del Ayuntamiento de Baena a lo largo de estos últimos diez años con una apuesta decidida y valiente para la puesta en valor del parque", al tiempo que adelantó que "la Universidad de Granada hará una exploración magnética de dos hectáreas para confirmar la hipótesis de la existencia de esta gran estructura ovalada". Finalmente, el director del yacimiento y arqueólogo municipal de Baena, José Antonio Morena, explicó que el profesor Monterroso ha presentado un estudio en el que a través de fotografías aéreas realizadas y diferentes programas informáticos se puede extraer la idea de que el yacimiento pueda albergar "uno de los edificios más grandes, el anfiteatro, un edificio del que hasta el momento no teníamos referencia". De igual forma, aunque Morena se mostró prudente sobre este posible hallazgo, dijo que "los estudios deben corroborarse con una prospección geofísica y unos sondeos de trinchera". De confirmarse, el anfiteatro estaría ubicado a 180 metros al oeste de la puerta occidental de la ciudad, el eje largo tendría una longitud de 77 metros y el eje corto sería de unos 65 metros. La posibilidad de la existencia del anfiteatro abrirá la puerta a una nueva forma de gestión del yacimiento, ya que habría que hacerse de forma conjunta con Castro del Río y se habilitarían dos entradas a Torreparedones, una desde cada localidad. No obstante, ambos alcaldes insistieron en que el parque arqueológico es un "proyecto comarcal", independientemente del resultado de la investigación.

Fuente: eldiadecordoba.es

Descubren reliquias de extracción de sal en norte de China

Un antiguo sitio de extracción de sal, junto con hornos bien preservados usados para separar la sal del agua del mar, fueron descubiertos por arqueólogos en la provincia de Hebei, norte de China, anunciaron las autoridades locales. Las ruinas, que fueron construidas durante la Dinastía Tang (618-907), fueron halladas en Huanghua, una ciudad de nivel distrital que limita con el mar de Bohai. El sitio se encuentra a dos y medio kilómetros de las ruinas de la localidad de Haifeng, un sitio del patrimonio protegido que se cree se ubica en el extremo norte de la antigua ruta comercial de la Ruta de la Seda Marítima. Durante la excavación en el área de 1.500 metros cuadrados, los arqueólogos han hallado sitios de incineración redondos y de forma ovalada con cenizas de plantas identificables y arcilla roja, que se cree fueron los hornos usados para extraer la sal. Los hornos varían en diámetro de uno a cerca de seis metros. Los arqueólogos dicen que a juzgar por las piezas desenterradas de porcelana y ladrillo, las ruinas podrían datar de la Dinastía Tang. "Los hallazgos llenarán algunos vacíos en los estudios arqueológicos en la industria de la sal de Hebei", dijo el director de la oficina de investigación de arqueología submarina del Instituto Provincial de Reliquias Culturales de Hebei, Lei Jianhong. "Ahora tenemos un entendimiento más directo de la escala, oficio y situación general de la antigua producción de sal de China, lo que es importante para la investigación del desarrollo socioeconómico de esa época", agregó.

jueves, 17 de noviembre de 2016

Encuentran una pirámide interior en Chichen Itzá

Una estructura piramidal que data de los años 550-800 fue descubierta en el interior del templo de Kukulkán, en el sitio arqueológico de Chichen Itzá, en el estado mexicano de Yucatán (este), informaron este miércoles ingenieros y antropólogos mexicanos. Esta es la segunda estructura piramidal en el interior de Kukulkán que ha sido identificada luego de que se descubriera una primera en la década de 1930, lo que indica que la majestuosa construcción maya se erigió en al menos tres etapas, es decir tres pirámides una sobre otra hasta llegar a la que se conoce también como "El Castillo". "Es como las muñecas matrushkas, de la grande sacamos otra y otra", dijo René Chávez Seguro, jefe del proyecto e investigador del Instituto de Geofísica de la estatal Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). La pirámide recién descubierta, que sería la más antigua al corresponder al periodo 'mayas puros', tiene unos 10 metros de altura. La segunda, descubierta en la década de 1930 y que corresponde al periodo transicional (años 800-1000), alcanza 20 metros para culminar en El Castillo, de casi 30 metros y que corresponde al periodo de decadencia (1050-1300). Denisse Argote, del Instituto Nacional de Antropología e Historia, INAH, explicó que en la arqueología prehispánica es común que las estructuras más importantes de un asentamiento se hayan realizado en varias etapas. "Ya sea por el deterioro de las estructuras, porque llega un nuevo grupo de poder, porque se establece un nuevo linaje, porque se da una ceremonia de renovación de los tiempos... Hay muchos motivos por los cuales se puede construir otra nueva estructura", dijo Argote. Esta estructura fue descubierta con una técnica no invasiva única en el mundo denominada tomografía, desarrollada por expertos de la UNAM y el INAH y que consiste en iluminar el interior de la pirámide para verla por dentro sin dañarla. La importancia de este hallazgo, añadió Argote, es que permitirá conocer con mayor precisión a la cultura maya pura, es decir "su población original sin la influencia de la gente del centro de México" y que imprimó su huella en la estructura de Kukulkán tal como se conoce ahora. Con esta misma técnica, en 2015 el INAH y la UNAM descubrieron que la pirámidede Kukulkán está construida sobre un cenote, como se denomina a los ríos subterráneos que abundan en el sureste de México y que los mayas consideraban sagrados. Los investigadores presumen que los mayas conocían de la existencia del cenote desde que iniciaron la construcción de la primera etapa del templo en honor a Kukulkán, la serpiente emplumada, su máxima deidad. Los españoles denominaron a este templo "El Castillo" y en 2007 fue declarada, tras una votación a nivel mundial, una de las siete maravillas del mundo moderno.

Fuente: elpais.com

Guía arqueológica de la Península Ibérica

La 'Guía Arqueológica de la Península Ibérica', escrita por el madrileño Luis del Rey, que trata sobre "extraordinarios" yacimientos y museos de la España peninsular, se presentará este sábado, 19 de noviembre en Badajoz. El acto tendrá lugar en el Museo Arqueológico de la capital pacense a las 11,00 horas, cuando se presentará esta obra "actualizada", "visual", "práctica" y "amena", que está ideada como una guía de viaje, según informa la Junta de Extremadura en nota de prensa. El autor de la obra, Luis del Rey, ha explicado que supone la "culminación" de un proyecto de hace "varios" años como un "pasatiempo" de fines de semana, en el que ha viajado por toda la Península Ibérica y ha combinado la arqueología y la fotografía. Posteriormente, se presentarán rutas "arqueológicas" por la región extremeña y se realizará un coloquio con los asistentes, aparte de la firma de ejemplares de la obra por parte del autor.

Expertos japoneses comienza a retirar los remos de una barca solar de Keops

Expertos japoneses y egipcios han comenzado a retirar los remos de la segunda barca solar del faraón Keops hallada en la década de los ochenta junto a la pirámide levantada por este monarca en la meseta de las pirámides de Guiza, informó hoy el Ministerio egipcio de Antigüedades. En un comunicado, el director general encargado de la restauración en este proyecto, Isa Zeidan, afirmó que estos remos están siendo extraídos en varios trozos, y que la pértiga mide ocho metros y la pala 178 centímetros.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Una misión española halla una momia de 2.500 años

En Luxor, ciudad a orillas del río Nilo, el Ministerio de Antigüedades de Egipto anunció hoy el descubrimiento de una momia con un aproximado de dos mil 500 años de antigüedad, conservada “en buen estado”, en una zona donde proliferan templos y tumbas construidas para faraones. El descubrimiento fue realizado por arqueólogos españoles en una tumba faraónica, en un mausoleo de la ciudad de Luxor, y que, según las pesquisas, datan entre los años de 1075 y 664 a. C. (antes de Cristo), en la zona de la Ribera Occidental del río Nilo”, indicó a través de un comunicado el Ministerio de Antigüedades de Egipto. “La momia fue hallada en la parte externa de la pared sur del Templo de Millones de Años del antiguo rey egipcio Tutmosis III, mientras los arqueólogos realizaban investigaciones; la ciudad de Luxor está edificada sobre las ruinas de la antigua ciudad Tebas, que fue capital del Imperio Nuevo del Antiguo Egipto. La misión española encontró un sarcófago con una momia en buenas condiciones dentro del mausoleo; los primeros estudios arrojaron que, probablemente, el cuerpo perteneció a un sirviente de la casa real llamado Amenrenef, que data alrededor de mil años a.C.”, esclareció el Mahmoud Afifi, director del Departamento de Antigüedades Egipcias del Ministerio. Ropa pegada con yeso y un sarcófago de madera, eran los artículos que resguardaban a la antigüedad; se cree que la momia fue enterrada cerca del templo de Tutmosis III, rey guerrero del cuarto milenio; aplicarán estudios en la tumba y su contenido para esclarecer suposiciones arqueológicas, históricas, así como la identidad del propietario. “La momia tenía adornos coloridos y símbolos religiosos del antiguo Egipto, como las diosas Isis y Nephtys, mostrando sus alas y los cuatro hijos de Horus; es importante destacar la importancia de que la momia fue encontrada en un sarcófago del antiguo Egipto”, agregó Myriam Seco Álvarez, jefa del equipo arqueológico que hizo el descubrimiento. La egiptóloga explicó que la evidencia más temprana de momificación después de la muerte en Egipto, sugiere la práctica alrededor del 4500 a. C.; por último, en Luxor también se localiza la última morada del famoso rey Tutankamón, que llevó a la ciudad a ser nombrada Capital del Turismo Mundial 2016 por la Organización Mundial de Turismo.